5 Tips para que los niños coman saludable


Que los niños coman comida sana es una preocupación para muchos padres; y es muy importante para su crecimiento y desarrollo que coman variado y de toda la comida. Sin embargo, muchas veces esto resulta todo un desafío.

Los almuerzos de hoy en día, en gran medida han conservado la forma en que se alimentaban generaciones pasadas. La papa, yuca, plátano y arroz en un mismo plato, era ideal para las largas jornadas de labor en el campo; pero para ir a sentarse a la oficina, no son necesarias. Además, normalmente los almuerzos tienen poca ensalada.

Está en los padres jóvenes la tarea de cambiar esto poco a poco en sus hogares, introduciendo una dieta más adecuada a las necesidades calóricas de la vida actual. Más verde, menos papa. Pero hacerlo es una tarea difícil.

Tips para que los niños coman sano

Tips para que los niños coman sano

Yo no tengo hijos, y algunos podrán decir que con qué autoridad puedo dar consejos o tips para que los niños coman saludable. Y tienen razón, mi experiencia de trabajar con niños en temas de alimentación apenas comienza, y espero en algún tiempo poder hablar con cierta autoridad al respecto. En todo caso, como dije hoy a unos amigos, lo hago con la mejor intención.

He leído varios artículos, visto videos y me he informado de las formas y fórmulas mágicas que se venden para que los niños coman sano. Creo que encontrar tanta información en la red es una razón clara de que existe un problema para muchos papás. Uno de los videos más interesantes que encontré es este, es de un chef estadounidense que cuenta su experiencia. Te lo recomiendo.

Aquí están los tips de Benji un poco “mejorados”, o “adaptados” por mi:

TIP NO. 1  COMIENZA PRONTO!

Tan pronto como los niños dejen la alimentación materna hay que empezar con la alimentación saludable: en la medida de lo posible preparar en casa los alimentos para los niños, siempre evitando los alimentos procesados al máximo, así sean compotas y otros alimentos de la industria alimentaria. Y a medida que van creciendo mantener los alimentos sanos, como por ejemplo la fruta como postre. Lo más importante: que este tipo de alimentación saludable sea iniciada cuanto antes, porque al final, lo primero que aprendan será lo que hagan durante prácticamente toda su vida.

TIP NO. 2 HAZLO DIVERTIDO!

Los niños no se aburren, para ellos todo es divertido siempre. Y preparar alimentos junto con los padres no es una excepción. Que participen en la preparación de algunos platos no solo les parecerá divertido sino que se involucrarán con los alimentos saludables desde jóvenes. Conociendo sus texturas y colores. Después de preparar un plato con el papá o la mamá, lo más seguro es que se lo comerán, porque han estado implicados en el proceso y además se han divertido.

Está demostrado también, que si saben de donde provienen los alimentos, serán más receptivos a recibirlos, es por eso que hoy en día existen en muchas escuelas de USA y Europa (En Colombia también), proyectos de cultivos escolares que ayudan en la formación de los niños y les da una perspectiva favorable y amable de las verduras. Se divierten cultivando, se divierten cocinando, se divierten comiendo.

TIP NO. 3 LIMITAR LAS OPCIONES

Este tip se divide en dos partes: primero, los niños no deciden que se compra en el supermercado. En algunas ocasiones se les puede dar algún gusto, pero no debe ser la norma. Una solución podría ser que en cada compra (si el niño acompaña a los padres a hacerla), el niño puede escoger solo una cosa para añadir al carrito, eso si, el padre o la madre deben aprobarlo. O otra salida podría ser enseñarle al niño que en cada compra puede escoger una fruta para llevar, la que quiera. De hecho esta opción me gusta más.

Y la segunda parte es escoger en casa. Este siempre me ha parecido un consejo buenísimo. Que en determinados momentos el niño pueda escoger, pero siempre entre 2 alternativas saludables. Entonces el niño estará tomando la decisión, y decida lo que decida, estará tomando una decisión saludable.

TIP NO. 4 SER UN MODELO

En algunas ocasiones he escuchado a padres decir “me gustaría que mi hijo comiera mejor”, y aquí la pregunta es “Tu como padre, comes así?”  Y esto se consigue comiendo en la medida de lo posible lo mismo. Que en la mesa todos tengan la misma comida le envía al niño el mensaje de que todos comen saludable y que no hay otra forma de hacerlo. Hay una máxima que aplica a todo en la vida de un niño, no solo a la alimentación, y es que los padres serán el factor modelo que ellos seguirán y querrán imitar.

TIP NO. 5 EL POSTRE NO ES UN PREMIO

Este tip no está en el listado de Benji, pero a mi me parece fundamental. Esta es una de las salidas a las que recurren muchos padres en su desespero para que los niños coman: “Si te comes todo, te compro un helado”.

Hay que evitar esta expresión al máximo y hasta sus últimas consecuencias. Hacerlo, y además hacerlo repetidamente almuerzo tras almuerzo, envía y refuerza el mensaje al niño de que las verduras (y el almuerzo en general) son aburridas y obligatorias y que el helado es placer y premio. Este mensaje puede ser catastrófico en la forma en la que los niños pueden llegar a entender la alimentación.

¿Qué te pareció?